Las de notificación sirven para hacer saber a una persona una información o una decisión del que ha solicitado la intervención notarial, y las de requerimiento, además, instar al requerido para que adopte una determinada conducta o realice algún acto.
( Ej. A una persona que acepte una herencia, etc.)