Es un acto en el que normalmente se faculta a un familiar o persona de confianza para realizar todas las gestiones y  trámites posibles.