Cómo formalizar una pareja estable ante notario

Según la Normativa aplicable en el partido judicial en el que se encuentra nuestro domicilio, la Unión de Pareja estable (en adelante UPE) se rigen por un lado mediante el Código Civil de Cataluña (en concreto, la Ley 25/2010, de 29 de julio, del libro segundo del Código civil de Cataluña, relativo a la persona y la familia) y, por otro lado mediante el Decreto-ley 3/2015, de 6 de octubre, de modificación de la Ley 25/2010, de 29 de julio, del libro segundo del Código civil de Cataluña, relativa a la creación del Registro de parejas estables, así como la Orden JUS/44/2017, de 28 de marzo, por la que se aprueba el Reglamento del Registro de parejas estables de Cataluña.

Desde su inicio se considera Pareja Estable a dos supuestos; a) cuando dos personas conviven ininterrumpidamente durante dos años y b) si durante la convivencia, sus dos integrantes tienen hijos en común.

Actualmente además, la legislación contempla otro supuesto, el formalizar una UPE ante Notario. La novedad de este último formato, reside, en que no es necesaria una temporalidad mínima para poder constituir la UPE. Aunque, sin embargo, se necesitan que ambos integrantes de la pareja estén empadronados en un único domicilio (del cual tampoco es requisito indispensable un tiempo mínimo de empadronamiento conjunto).

¿Qué documentos son necesarios para constituir una UPE ante Notario?

Para formalizar la UPE ante Notario, son necesarios:

  • El histórico de empadronamiento de ambos.
  • El empadronamiento individual de cada uno de ellos (a ser posible).
  • Los documentos de identidad de ambas partes integrantes de la UPE.
  • Un correo electrónico dónde el Registro de Parejas Estables comunicará la inscripción de la UPE.

En caso de que uno, o ambos integrantes de la UPE, no ostenten la nacionalidad española deberán formalizar el acto con dos testigos. Los cuales, asistirán el día de firma de la escritura pública debidamente identificados, es decir, con un documento de identidad válido y vigente.

Una vez realizada la firma de la escritura de UPE debe inscribirse la misma en el Registro de Parejas Estables de la Comunidad autónoma donde se formalice, en nuestro caso en el Registro de Parejas Estables de Catalunya. Este trámite actualmente se puede hacer vía telemática, y los integrantes de la UPE reciben el correo electrónico facilitado la inscripción de la misma en el correspondiente registro.

¿Qué es importante tener en cuenta acerca de la UPE?

  1. La UPE no es un estado civil.
  2. Una UPE no es un matrimonio.

Si bien es cierto, que actualmente muchas de las Comunidades Autónomas igualan los derechos y las obligaciones de las parejas estables con los de los matrimonios convencionales. Por ejemplo en relación con las sucesiones, los hijos en común, los reagrupamientos familiares y las compensaciones económicas en razón del trabajo cuando se produce una separación. Pero no existe un consenso entre autonomías, y por tanto deben tenerse en cuenta que existen diferencias y agravio comparativo para ellas.

La mayor parte de las diferencias entre los matrimonios y las parejas estables se ponen de manifiesto en aspectos de la legislación estatal referentes a la fiscalidad, pensión de viudedad y los permisos laborales.  Por ello, es importante consultar a los Organismos autonómicos correspondientes para valorar las opciones antes de constituir la UPE.

     3. La extinción de la UPE debe comunicarse al Registro de Parejas Estables.

El cese de la convivencia común debe reflejarse en escritura pública al igual que la constitución. Ello significa que el Registro de Parejas Estables de la Comunidad autónoma correspondiente debe estar informado de dicha extinción. Pues hasta que no se realice este trámite, y pese a no ser un estado civil, los integrantes quedan sumidos en este tipo de relación sin poder constituir ninguna otra.